Vacío

Total: 0,00 €

Ecocan Jardinería

Mimamos tu Jardín y Huerto Urbano

Neem versus Diatomeas

Aceite de Neem

Quizá, con la nueva ley de comercialización de productos ecológicos, te esté siendo difícil encontrar el Aceite de Neem en tu tienda habitual. Muchos pequeños fabricantes de este producto se han visto obligados a suspender su producción, en beneficio de las grandes multinacionales.

Entonces la pregunta es:

¿existe algún otro producto ecológico que tenga las mismas o similares propiedades?

 sí, la naturaleza nos provee de otro insecticida ecológico y tremendamente eficaz, la Tierra de Diatomeas.

Son algas microscópicas fosilizadas que se presentan como rocas silíceas sedimentarias de color blanco intenso. Cuando las algas mueren, todo el contenido orgánico se destruye, excepto su esqueleto de sílice que se deposita en el fondo del agua y con el paso del tiempo forma grandes depósitos de algas fosilizadas conocidas como tierra de Diatomeas, material por tanto inerte y no tóxico.

La Tierra de Diatomeas es un excelente insecticida natural. Cuando esta tierra es extraída, molida, pulidamente triturada, tamizada y centrifugada se convierte en un refinado talco que puede manipularse de forma segura.  Una vez desmenuzadas, las diatomeas se convierten en microscópicas briznas de silicio que son cortantes y mortales que se adhieren fácilmente al cuerpo de los insectos de sangre fría (adultos y larvas) y cuyos bordes cortantes taladran el revestimiento ceroso del mismo, llamado quitina, causando que los líquidos corporales de los artrópodos se escapen. A su vez, este fino polvo de tierra de diatomeas tiene una gran capacidad de absorción, desecando al animal cuando está en contacto con él; y provocando su muerte por deshidratación. Los insectos no desarrollan resistencia como ocurre con el uso continuado de los pesticidas químicos, y es totalmente ecológico.

Altamente efectiva contra: 

ácaros, arañuelas, babosas, carcomas, cascarudos, chinches, cucarachas, garrapatas, gorgojos, grillos, hormigas, jejenes, langostas, moscas, mosquitos, orugas, piojos, polillas, pulgones, cochinillas, mosca blanca, tábanos, termitas, tucuras, vinchucas, etc.

Aplicado en forma foliar, protege la planta del golpe del sol, al reflejar el espectro de los rayos infrarrojos y ultravioletas. La tierra de diatomea es un fertilizante eficaz y seguro ya que no es tóxico, ni fitotóxico. Indicado en la recuperación de nutrientes perdidos por años de cultivos y el uso de productos químicos.

Puede ser utilizado sin problema en plantas que presenten frutos cercanos a la madurez porque no deja residuos visibles para el momento de la cosecha.

BENEFICIOS AGRONÓMICOS :

* Mejora las condiciones físicas del suelo.

* Neutraliza los elementos tóxicos y el exceso de acidez de la tierra.

* Recupera los suelos que hayan sido trabajados de forma inadecuada.

* Optimiza la fertilidad del suelo al mejorar la retención del agua.

* Mantiene los nutrientes en forma disponible para las plantas.

* Brinda a las plantas capacidad de almacenamiento y distribución de
carbohidratos a través de una mejor fotosíntesis, requerida para el crecimiento y producción de la cosecha.

* En el control de insectos que atacan los granos almacenados, evitando el deterioro y la pérdida del valor comercial de estos. En este caso se aplica en polvo sobre los granos a conservar, notándose en las semillas una mejor germinación posterior al momento de la siembra.

*Es seguro en agricultura orgánica y se recomienda para todos los cultivos.
La tierra de diatomeas ha sido ensayada con éxito en cultivos comerciales de papa, palma, jardines, pasto, caña, café, cacao, frutales, hortalizas, flores, hongos champiñones, cebolla y otros.

Por tanto, si no encuentras Aceite de Neem puede ser una muy buena oportunidad para descubrir esta maravillosa Tierra de Diatomeas. ¡Pruébalas!.

Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario